tiendaonline

Una de los elementos que caracterizan al Estado nacional moderno es el monopolio de la acuñación de moneda y valores postales. En España no se avanzó realmente en ese sentido hasta la llegada al trono de Felipe V, que reinó entre 1700 y 1746. Al comienzo del siglo XVIII convivían varias cecas o casas de moneda estatales con otras privadas. El rey Felipe abolió las privadas y sometió a las estatales —Madrid, Barcelona, Sevilla, Pamplona, Segovia, Jubia (en la provincia de La Coruña), y hasta Manila, en Filipinas— a un régimen de total dependencia. Cada una de ellas tenía sus propias características gráficas, cosa que duró, igual que las siete cecas, hasta el 14 de junio de 1864, cuando Isabel II inauguró la Casa de la Moneda, con sede única en Madrid, en un edificio situado en lo que hoy es la plaza de Colón. La antigua Ceca de Madrid había estado en la calle de Segovia hasta 1861, cuando las instalaciones resultaron inadecuadas para la moderna maquinaria de impresión. En 1868, Laureano Figuerola, ministro de Hacienda del Gobierno provisional del general Serrano, implantó la peseta como moneda nacional, sustituyendo al escudo, con lo que se unificó el sistema. La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, creada 1893, absorbería a la Casa de la Moneda y la Fábrica del Sello, institución de corta vida, puesto que el primer sello de correos se imprimió en España en 1850, y que también funcionaba en el mismo inmueble. En 1964, la Fábrica de Moneda y Timbre se trasladó a la calle de Jorge Juan 106, dando lugar a que el edificio de Colón fuera demolido y reemplazado por los Jardines del Descubrimiento en 1970 y, en 1978, el Centro Cultural de la Villa de Madrid, cuya construcción había sido aprobada en la misma fecha que la de los jardines, siendo alcalde Carlos Arias Navarro. La sede actual, en la calle Doctor Esquerdo 36, alberga también el Museo Casa de la Moneda, con una de las mayores colecciones numismáticas de Europa, y la Fundación Casa de la Moneda, que promueve actividades culturales. Además de imprimir billetes de banco y sellos, cosa que hace desde 1937, la fábrica produce documentos, como el DNI o el pasaporte, cartones de bingo, billetes de lotería y tarjetas inteligentes. Existe una delegación de la institución en Burgos, en la que se elabora el papel para la impresión de documentos y billetes de banco.

Fuente: http://blogs.libertaddigital.com/

logofooter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.